Novedades

  • Conoce el nuevo Libro de Alejandra María Sosa Elízaga:
    “¿Qué hacen los que hacen oración?
    Guía práctica para empezar a orar y disfrutar la oración”

    Leer más

Credo desglosado

  • Consulta la serie de
    artículos para ayudarte
    a conocer, celebrar,
    fortalecer y
    comunicar tu fe.
    Leer más

Palabra del Domingo

Leer más

Cielo y Tierra

Leer más

Oraciones

Leer más

Diez razones para leer la Biblia


Alejandra María Sosa Elízaga*

Como septiembre es el mes de la Biblia, nuestro semanario Desde la Fe ha querido sumarse al esfuerzo de la Iglesia por promover la lectura y meditación de la Palabra de Dios.

Se presentan a continuación diez razones para leer la Biblia. Ojalá alguna, o mejor, todas, te animen a adentrarte en el fascinante mundo de la Sagrada Escritura.

  1. Conocer a Dios

    Sería para nosotros imposible saber algo acerca de Dios si Él no nos lo hubiera revelado. Y lo hizo a través de Su Palabra.

    Así que para que puedas conocerlo y consiguientemente entablar con Él una relación personal de amor y confianza, es indispensable que leas Su Palabra.

  2. Conocerse uno mismo

    La Palabra de Dios "penetra hasta las fronteras del alma y del espíritu" (Heb 4,12).

    Leerla te permite conocerte a fondo, pero no desde la óptica humana de juicio y condena, sino desde la mirada esperanzadora y misericordiosa de Dios.

  3. Recibir luz

    Dice el salmista que la Palabra es “lámpara para sus pasos, luz en su sendero" (ver Sal 119, 105).

    Siempre tiene un mensaje para iluminar tu situación actual, siempre tiene algo pertinente que decirte; a veces te consuela, a veces te exhorta, a veces te tranquiliza, a veces te inquieta y te sacude, pero puedes tener la certeza de que siempre te da lo que tu alma necesita.

  4. Dialogar con Dios

    Hay quien cree que orar consiste sólo en hablar y hablar con Dios pues Él no dice nada. Pero Dios sí habla: a través de Su Palabra.

    Leer la Biblia te permite escuchar lo que quiere decirte, para poder después responderle, dialogar con Él y, con Su gracia, hacerlo vida.

  5. Participar de la reflexión y oración de toda la Iglesia

    Cuando lees los textos que se proclaman cada día en Misa o en la Liturgia de las Horas, te unes a millones de católicos en todo el mundo que en ese mismo momento están leyendo, escuchando, reflexionando, orando con esas mismas palabras.

    Leer así la Palabra te permite participar activamente en la unidad y universalidad de la Iglesia.

  6. Situarte dentro de la historia de la salvación

    Leer la Biblia te permite descubrir cómo fue que Dios se reveló al ser humano; estableció una alianza con el hombre, le prometió Su amor y salvación y lo cumplió.

    Conocer el pasado te permite comprender el presente y vivirlo desde el gozo de saber que formas parte del pueblo de Dios, que eres miembro de Su rebaño, oveja del Buen Pastor.

  7. Conocer, comprender y amar a la Iglesia

    Leer la Biblia te permite conocer la Iglesia de la que formas parte para comprenderla y amarla más, y gozarte de pertenecer a ella sabiendo que fue fundada por Cristo, y aunque está formada por seres humanos susceptibles de fallar, como tú y como yo, es conducida a través de la historia, por el Espíritu de Dios.

  8. Anunciar la Buena Nueva

    Leer la Biblia te permite cumplir el mandato de Jesús de ir por todo el mundo a anunciar la Buena Nueva (ver Mc 16, 15).

    Sólo si conoces la Escritura puedes compartir Su luz con otros.

  9. Conocer y defender la fe

    Dice San Pablo que todo texto de la Escritura es útil para enseñar (ver 2Tim 3,16).

    Conocer la Biblia te permite enfrentar a quienes atacan tu fe católica y responderles no sólo con caridad sino con argumentos sólidos.

  10. Vivir con libertad y alegría

    Leer la Biblia te da (como se deduce de la intención general del Santo Padre para este mes de septiembre) libertad y alegría.

    La libertad de que gozan quienes abandonan la inmovilidad de las tinieblas y caminan hacia Aquel que es la Luz.

    Y la alegría de saber que Él está contigo todos los días hasta el fin del mundo.

Hasta aquí las diez razones.

Cabe aclararte que sólo son las diez primeras.

Lee la Biblia y descubrirás que hay otras diez, y diez más, y más, y más...

Regresar al listado de artículos

Conoce los libros, lee los artículos de esta autora en:
Ediciones 72 www.ediciones72.com