Novedades

  • Conoce el nuevo Libro de Alejandra María Sosa Elízaga:
    “¿Qué hacen los que hacen oración?
    Guía práctica para empezar a orar y disfrutar la oración”

    Leer más

Credo desglosado

  • Consulta la serie de
    artículos para ayudarte
    a conocer, celebrar,
    fortalecer y
    comunicar tu fe.
    Leer más

Palabra del Domingo

Leer más

Cielo y Tierra

Leer más

Oraciones

Leer más

¿Cuánto orar?


Alejandra María Sosa Elízaga*


“¿Cuánto tiempo querría hablar una persona enamorada con la persona que ama? ¡Lo más que se pueda!

Hoy en día, las parejas suelen mantener una comunicación constante: no sólo buscan el tiempo para verse, sino que cuando no se ven, se mandan mensajitos de texto en el celular, ‘chatean’ en el internet, se envían correos electrónicos, tuits, se escriben en facebook...

¿Qué pasa si él o ella interrumpe la comunicación, si ya no responde las llamadas, si deja de enviar mensajes? La relación empieza a decaer.

Pues bien, con Dios sucede algo similar.

Tu relación con Él será tan sólida como sólida sea la comunicación que establezcas entre ustedes.

Y para que dicha comunicación sea sólida debe ser continua.

Así, por ejemplo, en la mañana, antes de bajarte de tu cama, dedica unos minutitos a darle gracias y a encomendarle tu día.

Durante la jornada, mantén lo que San Francisco de Sales llamaba 'la constante conciencia de la presencia divina'. Siente que está contigo, dirígele, de vez en cuando, alguna frase, una mirada interior, un 'mensajito de texto', un ‘tuit’ espiritual...

Y, desde luego, en cierto momento de tu día, dedica cuando menos media hora para tener una cita exclusiva con Él en la que le prestes toda tu atención. ¿Por qué media hora? Porque es el mínimo tiempo para que en lo que te acomodas, te olvidas de las distracciones y te dispones a estar en lo que estás, puedas verdaderamente dedicarle al menos quince minutos a la oración.

Y por último, antes de dormir, vuelve otra vez a Él tu mirada y agradécele el día, pídele perdón, encomiéndale lo que planeas hacer al día siguiente.

Esto es el mínimo.

Si puedes añadirle ir a Misa entre semana y orar un ratito ante el Santísimo, tanto mejor.

Hay quien le dice a un sacerdote o religiosa: 'Ud. que está tan cerca de Dios, pida por mí'. ¿Por qué esa persona se resigna a estar lejos? Podría también estar muy cerca, sólo se necesita querer dedicarle tiempo de calidad a Dios...

"Todo el día te estoy invocando,
tendiendo las manos hacia Ti” (Sal 88, 10)..."

Éste es un pedacito de mi nuevo libro  ‘¿Qué hacen los que hacen oración? Guía práctica para empezar a orar y disfrutar la oración’.

Quise compartírtelo porque lo voy a presentar, primero Dios, el próximo martes 10 de diciembre, y quiero invitarte a la presentación.

Iniciamos con Misa, luego haré un breve comentario sobre el libro y habrá dedicatoria de ejemplares.

Ojalá puedas acompañarme; me encantará saludarte personalmente. ¡Te espero!

¡VEN! a la presentación del libro '¿Qué hacen los que hacen oración?
Guía práctica para empezar a orar y disfrutar la oración'.

El martes 10 de diciembre, de 6pm a 8pm. En la capilla del CEFEJ (Centro de Espiritualidad Félix de Jesús), en Moneda 85A, frente al Seminario Mayor, en Tlalpan, D.F.

Estacionamiento gratuito en Abasolo 79.

¡No te lo pierdas!

 

Regresar al listado de artículos


*Publicado el domingo 8 de diciembre de 2013 en ‘Desde la Fe’, Semanario de la Arquidiócesis de México, año XVII, n.876, p.6. También en la pag web de ‘Desde la Fe’ (www.desdelafe.mx) y en la del Sistema Informativo de la Arquidiócesis de México (www.siame.com.mx) Conoce los libros de esta autora, sus cursos gratuitos de Biblia, y su ingenioso juego de mesa Cambalacho, aquí en www.ediciones72.com